jueves, 8 de abril de 2010

Bizcocho de naranja y amapolas!!!



Con esta nueva entrada, volvemos a abrir los fogones más azucarados de mi cocina.
Y como no podía ser de otra manera, que mejor que un delicioso y adorado bizcocho.
En esta ocasión, un bizcocho diferente, particular, pero igual de rico y sabroso que cualquier otro, así que animaros a prepararlo, porque es sorprenderá gratamente.
Es un bizcocho compacto, pero húmedo y suave al paladar, así que venga, lápiz y papel que luego se os olvidan los ingredientes, jejejeje.

Ingredientes
50 gr. de semillas de amapola
60 ml. de leche
185 gr. de mantequilla en pomada
1 cucharada de ralladura de naranja
180 gr. de azúcar
3 huevos (180 gramos)
225 gr. de harina con levadura
75 gr. de harina normal
60 gr. de almendra molida
125 ml. de zumo de naranja (preferiblemente colado)

Elaboración
Mezclamos las semillas de amapola y la leche en un cuenco y lo dejamos reposar durante unos 20 minutos.
Entre tanto, batir la mantequilla en pomada, con el azúcar y la ralladura de naranja, hasta que adquiera una textura ligera y esponjosa. Seguidamente añadimos los huevos de uno en uno, sin añadir el siguiente, hasta que el primero se haya integrado del todo.

Una vez tengamos los huevos incrporados, añadimos la almendra molida a la mezcla, la leche con las semillas de amapola y el zumo de naranja y batimos bien, hasta que quede todo bien incorporado.
Por último, añadimos las harinas tamizadas, y lo mezclamos cuidadosamente.

Con el horno precalentado a 180ºC, ponemos la masa en el molde elegido, y lo metemos en el horno por espacio de 1 hora. Dejamos enfriar... desmoldamos... y... A LA BOCAAAAAAAAAAAAA!!!

Espero que os guste, a mi me ha encantado.

domingo, 7 de marzo de 2010

Dulce Tentación!!!!



Creo que es el mejor título que le puedo poner a esta entrada, para reabrir mi blog!!!

Ya hace mucho tiempo que no publico nada, por diversos motivos, que ahora no vienen al caso, pero creo que no podía dejar pasar la oportunidad de poner una entrada, tras el fantástico encuentro con Silvia, de Mi Dulce Tentación.

Al igual que en nuestro primer encuentro, que fue en la Kedada Blog Party, Silvia se mostró alegre, simpática y muy amable, tal cual yo la recordaba, jejejejejeje.

Como bien pone ella en su blog, nos fuimos a desayunar a la nueva cafetería Palmelita, que han abierto en la Laguna, donde disfrutamos de un magnifico cafecito y de una rica magdalena de frutos rojos, que estaba muy buena.

Durante el transcurso del desayuno, Silvi me regalo unas galletitas decoradas que estan o mejor dicho estaban… para comérselas, y no solamente por lo ricas que estaban, sino porque me daba una pena tremenda comerme esas galletitas tan bien y graciosamente decoradas, pero he de reconocer… que al final tenían que acabar en la boca, porque no las iba a dejar ahí, tan ricas, tan monas, a que se las comería otro, jejejejejeje!!!!

El sabor y el olor que desprendían esas galletitas, era riquísimo, os lo puedo asegurar, estaban deliciosas y muy ricas. Además… era la primera vez que probaba galletitas decoradas, así que a parte de la ilusión que me hicieron recibirlas, me encanto el saborcillo que dejan y la textura que tiene, así que… Silvia ponte ahora mismo a preparar más galletas que la familia dice que quiere una caja llenaaaaaaaaaaaaa!!!

Así que al final, paso lo que tenía que pasar!!!


video

Desde aquí te quiero mandar un fuerte beso y abrazo para Paco y para ti, y darte las gracias, por haber venido hasta la Laguna para desayunar con el Perenkencito, jejejeje. Gracias también por el detallazo de las galletas de las que he dado buena cuenta y de verás que espero poder volver a quedar pronto contigo.

Así que ya sabes, cuando quieras no tienes más que llamarme.

Ah… y si pasáis algún día por el Mercado de la Laguna a comprar algunas cositas, no olvides tocar en mi casa, que ya sabes donde vivo, sin problema ninguno!!!

Un beso enorme!!!

lunes, 30 de marzo de 2009

Atercipelados de almendra!!!



Cuando se dice que comemos por los ojos… no cabe duda de que es una frase muy cierta, así que espero que estéis todos salivando, jejejejejeje.
Este es el postre que preparé para el aniversario de bodas de mis padres, y como es una fecha tan especial, el postre no podía ser menos, así que el sábado-domingo me tomé el día de “descanso” y me puse a ello para sorprenderlos.
Es un postre… goloso, goloso, pero con una textura y una densidad maravillosa, con un saborcito a almendra… que para los adictos como yo, es difícil resistirse.
Aquí os dejo la receta, tal cual la he preparado, que como ya sabéis, es de pocas cantidades, ya que sólo los hago para el día, así que salen 3 moldecitos como el que veis en la foto.

Aterciopelados de almendra
2 yemas de huevo
200 ml. de nata 35% m.g.
1 hoja de gelatina
85 gr. de praliné de almendra
30 gr. de azúcar
Ralladura de naranja al gusto

Plancha de bizcocho
2 huevos
60 gr. de azúcar
60 gr. de harina

Praliné de almendra
100 gr. de almendra cruda con piel
100 gr. de azúcar

Decoración
Helados de mora y mango
Nueces de macadamia y avellanas
Pistachos

Elaboración
Comenzamos preparando la plancha de bizcocho. Se blanquean los huevos con el azúcar y se le añade la harina tamizada, con movimientos envolventes. Una vez que tenemos la mezcla bien homogénea, y el horno precalentado a 180ºC, lo metemos en el horno de 8 a 10 min.

Continuamos preparando el praliné, aunque también se puede comprar ya preparado, en este caso lo he preparado yo mismo, ya que por aquí, es muy difícil de conseguirlo.
En una sartén de fondo grueso, se ponen las almendras y el azúcar a fuego medio-suave hasta que se empiece a formar un caramelo rubio y sin dejar de remover, mezclamos todo bien para que las almendras se impregnen de todo el caramelo. Una vez esta listo, se pasa a un silpat o a un papel de horno y se deja enfriar por completo. CUIDADO con el caramelo que esta a muy alta temperatura y quema como un diablo.
Una vez frío, se rompe en pedacitos pequeños y se pasa por un trituradora, hasta que se forme una pasta densa pero líquida, que se consigue cuando las almendras sueltan el aceite, proceso que lleva un buen rato. Y una vez que tenéis la crema de praliné preparada la dejamos enfriar.

Para el bloque de almendra o el aterciopelado, ponemos a calentar 40 ml. de nata con la piel de naranja. Y el resto de la nata la montamos. Hidratamos la hoja de gelatina en agua fría y cuando la nata comience a hervir, apartamos y añadimos la gelatina. Removemos bien y se lo añadimos a la pasta de praliné que teníamos reservada y mezclamos bien.
Blanqueamos las yemas con el azúcar y una vez listas se lo añadimos a la preparación anterior. Removemos bien y añadimos la nata montada (no muy fuerte) a la mezcla y con movimientos envolventes, mezclamos hasta conseguir una crema homogénea.

En el molde que más nos guste, ponemos la base de bizcocho, yo he utilizado dos moldes redondos pequeñitos, de los que se usas para emplatar. Y encima, vertemos la crema que hemos preparado. Lo llevamos a la nevera y dejamos durante un par de horas, aunque de un día para otro es mucho mejor.

Ahora tenemos que preparar, las nueces y las avellanas caramelizadas. Para ello, ponemos en una sartén u olla pequeñita una buena cantidad de azúcar, y a fuego medio hacemos un caramelo oscurito. Con un palillo o brocheta de madera, pinchamos las avellanas y las nueces de macadamia para dejarlas bien clavadas y que no se nos caigan a la hora de caramelizarlas.
Cuando el caramelo esta en su punto, metemos el “culete” de la olla en un poco de agua fría, para que el caramelo endurezca un poco. Cuando el caramelo este un denso pero manejable, metemos los frutos secos, los bañamos bien y al sacarlos, el caramelo ira bajando por el fruto seco, hasta formar ese hilo de caramelo tan bonito. Para poder hacer varios, es recomendable tener algún soporte donde ir clavando los frutos secos, y así dejar que se vayan formando por sí solos.

Presentación
En un platito, ponemos el bloque de avellana y encima una nuez de macadamia caramelizada. Por otro lado, ponemos un poco de helado de mora y de mango. Y sobre los helados, un poco de pistacho bien machacado sobre ellos.
El contraste del dulzor del bloque de almendra, y el saborcillo un poco ácido de los helados, es maravilloso.

Y como digo siempre… ya sólo queda, abrir y cerrar la boca, al mismo tiempo que cerramos los ojitos, para intensificar todos los sabores que llegan a nuestro paladar.

Un besazo enomre a todos de corazón!!!

jueves, 5 de marzo de 2009

De vuelta del viajecito!!!



El viaje fue una gozada, disfrutamos de lo lindo y lo pasamos genial de un lado para otro. Caminamos muchísimo, lo que nos permitió ver la mayoría de cosas importantes de Valencia y disfrutar de ella, en todo su esplendor.
Tengo que decir, que el tiempo nos acompaño, y aunque la brisa que corría, era fresquita, hacía un solito inmejorable. Nada de lluvias, nada de nubosidad y ganas de pasarlo bien, eso era todo!
Vistamos el Museo de las Ciencias y el Arte, unas magnificas estructuras del Sr. Calatrava, que ya dejaban notar la importancia de lo que se cocía dentro. L’Oceanographic es el acuario más grande de Europa, donde disfrutamos de muchas especies de animales, sobre todo de una preciosa Beluga, muy simpaticona que era la estrella del recinto.
En el Príncipe Felipe, disfrutamos de unas exposiciones magnificas, con la ventaja, de que en este museo, el visitante es copartícipe de él, y se integra de lleno y participa en todos sus eventos.
Y en L’Hemisferic, disfrutamos de una película en una pantalla de 900 m2, un lujazo en toda regla. También disfrutamos de un paseo por todas sus instalaciones, jardines y piscinas, sin duda, muy recomendable.



Siendo este, un blog de cocina, no podía dejar pasar la oportunidad de visitar el Mercado Central, una preciosidad, lleno de puestos muy coloridos y con unos precios, realmente sorprendentes. De allí, nos llevamos, unos fartons artesanales rellenos de crema, que son como un bollito de leche, pero alargado, de unos 20- 25 cm.
Y unas bocaditos de almendra… uuuuufff, cosa rica, súper borrachitos por dentro, una delicia.



En cuanto a monumentos históricos, vimos el famoso Miguelete, la Catedral, las Torres Quart y las de Serrano, donde nos dejaron subir a lo alto de la torre para ver Valencia desde las alturas… a pesar de que alguno sufría de vértigo.



También visitamos la Plaza del Ayuntamiento, el Jardín Botánico (un poco fiasco), la Iglesia de San Vicente… Mestalla, donde fuimos al bar de Manolo el del bombo y nos sacamos unas fotillos con él, a parte de disfrutar del ambiente que había, por el partido de UEFA… un par de Iglesias, plazas, jardines… y bares.

Referente a la comida, tomamos la famosa horchata, que aunque no es algo que me vuelva loco… tampoco puedo decir que estuviese mala, porque con unas fartoncitos siempre baja mejor. Disfrutamos de un buen chocolate con churros y como no… de una riquísima Agua de Valencia, que me gusto mucho. Bajaba la mar de bien, y era suavecita y deliciosa, así que si alguien va para Valencia… no dudéis en probarla!
No podíamos dejar de pobrar un arrocito rico donde ya nos habían recomendado. Muy bueno, aunque no deja de ser una paella normal y corriente… (no se que esperaba encontrar), pero si me gusto mucho el arroz con costra que no lo había probado.

Después de visitar el Zoológico Bioparc, donde tienen muchas especies de animales africanos, intentando recrear lo mas fielmente su hábitat natural, sin duda no hay que perderselo, para los que disfrutamos de este tipo de zoos de nueva generación. Aunque algún que otro animal nos mirara con mala cara e intentara atacarnos…



Menos mal, que por la noche, nos pudimos "relajar" en el concierto que había al lado de nuestro Hotel, el MTV Winter con entrada gratuita, así que quien podía dejar pasar esa oportunidad... ¡yo no!

Y para ir concluyendo con este relato viajero, he deciros que visitamos el Museo Fallero, aunque allí no dejan sacar fotos, lo que es una lástima, pero bueno, disfrutamos de una exposición de Ninots de este año en un Centro Comercial, donde podías elegir a un Ninot infantil y Adulto, para que fuesen los indultados de este año.
Entre ellos, no me quedo más remedio que sacarme una fotillo con mi gran amigo…



Así que me despido de vosotros, con un paseo un poco “especial” por el Mediterráneo, en la playa de la Malvarrosa, esperando que hayáis disfrutado un poquito de este magnifico viaje.



Yo os emplazo a una entrada culinaria nueva, un poco más adelante, porque al llegar… mi querido frío lagunero, me ha dejado un gripazo de narices, que me tiene KO!
Desde mi pequeño rinconcito, os quiero dar las gracias a todos, en especial, a aquellos se han acordado y preocupado por mí, en estos días.
Un besazo enomre para todos, con todo mi corazón!!!

domingo, 15 de febrero de 2009

Me voy a coger naranjas...!!!



Pues sí, cuando uno menos se lo espera, es cuando pasan las mejores cosas. Sin pensarlo, ni quererlo, hablando el otro día con unos amigos, nos pusimos a mirar ofertas para Carnavales, por si había suerte… y la hubo. En dos días… pasaje y estancia confirmada y el próximo lunes, me voy para Valencia a comer paella y beber zumito de naranja… o algo mejor, Agua de Valencia, que es Cava, con zumo de naranja y no sé si llevara alguna cosilla más.

Así que nada, si alguien de Valencia o que la haya visitado, quiere dejarme algún comentarios aconsejándome dónde comer o a donde ir… bienvenido será, es más, si podéis aconsejarme muchísimo mejor.

Nosotros vamos a quedarnos muy cerquita de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, y tenemos buena comunicación de transportes, y teniendo en cuanta que la ciudad está a unos 3 kilómetros… pues genial, en 15 minutillos nos plantamos allí para ver cositas.
Ah, y si alguien sabe de alguna tienda de cositas de cocina o alimentos que este bien curiosa, pues mucho mejor, así me podré traer algunas cosillas interesantes cuando regrese.

Pues lo dicho, espero vuestros comentarios con mucha ansia, que dentro de 7 días… me voy para Valencia, que ilusión!